Thomas B. Macauly: “la tribuna donde toman asiento los periodistas se ha convertido en el cuarto poder del Estado”.

por | 12 septiembre, 2020 | Peor sería tener que trabajar

Considerado como el más grande historiador británico de su tiempo, y uno de los más importantes que se hayan ocupado jamás de la Historia de Inglaterra, comenzó a escribir una Historia universal cuando sólo contaba diez años y la mayoría de sus parientes creían que era incapaz de hablar. Su mayor obra es la extraordinaria Historia de Inglaterra desde el reinado de Jacobo II, de la que se publicaron sólo cuatro volúmenes en vida, y un quinto a título póstumo, y que dejó interrumpida en el reinado de Guillermo III. El barón de Macaulay fue también un destacado poeta: sus Cantos populares de la Antigua Roma, sobre todo el dedicado al heroísmo de Horacio, ha inspirado durante casi dos siglos las gestas heroicas solitarias, y fue durante más de un siglo enseñado a todos los niños ingleses en las escuelas. Según la leyenda, recogida por Tito Livio, Horacio -que era hermano del cónsul Marco Horacio Pulvilo-, defendió en solitario el puente que conducía a la ciudad de Roma contra los etruscos liderados por Lars Porsena en 508 a. C. y consiguió evitar la invasión etrusca de la ciudad. Del poema dedicado a Horacio son los versos “¿Que mejor manera de morir puede tener un hombre que la de enfrentarse a su terrible destino defendiendo las cenizas de sus padres y los templos de sus dioses?”. Macaulay también es recordado por sus esplendidas intervenciones parlamentarias que legaron a la posteridad algunas frases que han hecho fortuna: la más conocida, sin duda, tiene la que dirigió a las tribunas que ocupaban los periodistas en el Parlamento británico, definió por primera a la prensa como ‘cuarto poder’, expresión por la que todavía hoy se la conoce. Macaulay identificó claramente la importancia de los ya influyentes medios de comunicación en la conformación de la opinión pública en la democracia inglesa. Fue en ese sentido un precursor, como también lo fue en sus ideales antiesclavistas y en su voluntad de abrir la Cámara de los Comunes a una representación menos condicionada por las normas electorales censitarias. Murió antes de cumplir los sesenta, en 1859.

Thomas Babington Macaulay: [Rothley Temple,1800 – Londres, 1859] primer Barón Macaulay, fue un poeta, historiador y político liberal, del partido whig británico, hijo del gobernador colonial de Gran Bretaña, un convencido abolicionista. Macaulay  estudió en el Trinity College de Cambridge, y se licenció como abogado a los 26 años, para entrar en política cuatro años más tarde, consiguiendo su ingreso en el Parlamento. En la Cámara defendió el proyecto de ley para la abolición de la esclavitud, fue valedor de los judíos, y defendió la reforma electoral. Entre 1834 y 1838 perteneció al Consejo Supremo de la India, y vivió en Calcuta, dónde redactó el Código Penal indio. A su vuelta al Reino Unido, en 1838, se convirtió en diputado por Edimburgo, y al año siguiente fue nombrado ministro secretario de la Guerra. En 1841 desarrolló la primera ley de derechos de autor, que aún sigue inspirando el sistema legal de la propiedad intelectual. En 1857 fue nombrado par, con el título de Barón Macaulay de Rothley en el condado de Leicester. Pero no fue asiduo asistente a la Cámara de los Lores. Se centró en la literatura, aunque murió joven y no pudo concluir su obra maestra, sobre la historia inglesa.