Pablo Picasso: “Los periodistas son quienes reparten cizaña en la vida moderna”.

por | 12 septiembre, 2020 | Peor sería tener que trabajar

La relación de Picasso con los medios no fue especialmente buena, como tampoco lo es la de tantos artistas exitosos, que sienten con frecuencia la intromisión de los medios en su vida privada. Picasso sufrió además la crítica de su trabajo –incomprendido por los media durante muchos años– y de sus posiciones políticas comunistas. Su reflexión sitúa al periodismo en una de sus facetas menos reconocidas explícitamente por los propios periodistas, pero presente a todas horas en el quehacer profesional: la de crear enfrentamientos y tensiones entre distintos actores que –sin la participación de los medios– no tendrían terreno abonado para el enfrentamiento. Los periodistas repartimos con más frecuencia de la razonable importantes dosis de cizaña ente políticos, empresarios, gente de la cultura y el espectáculo, deportistas y folclóricas, cuando no directamente entre nosotros mismos. Y a esa función, muchas veces más próxima al oficio de malmeter que al nuestro, le lamamos alegremente periodismo. Picasso entendió esa paradoja, y colocó a los profesionales de la información en la vida moderna es el mismo sitio en que a lo largo de la historia se habían colocado anteriormente los sacerdotes, los demagogos y los cotillas.

Desde la época en la que Picasso se refiero a los informadores hasta hoy, se han hecho importantes esfuerzos por cambiar ese rol socialmente asumido de los periodistas. Pero de poco sirve la creciente defensa de reglas deontológicas y de mecanismos para garantizar el respeto a las opiniones de las fuentes, si muchos periodistas –y muchos que se hacen pasar por tales- continúan repartiendo cizaña y obteniendo ventajas y canonjías por ser quienes  administran ese reparto.

Pablo Picasso (Málaga, España; 25 de octubre de 1881 – Mougins, Francia; 8 de abril de 1973), pintor y escultor español, creador, junto con Georges Braque y Juan Gris, del movimiento cubista. Está considerado el artista más importante e influyente del siglo XX.