Manu Leguineche: “Joder, todo, todo ha cambiado. El periodismo ya no es lo que era. ¡Ahora los periodistas sólo toman agua! Y, de repente, me doy cuenta de que ya no hace falta ni ir a las guerras, yo que he hecho tantas.”

por | 12 septiembre, 2020 | Peor sería tener que trabajar

Decir de alguien que es un maestro de periodistas suele ser una frase hecha, utilizada probablemente con más frecuencia de lo debido. Pero Manu Leguineche fue precisamente eso, el maestro de toda la tribu, y mucho más: fue probablemente el más importante periodista español de la segunda mitad del siglo XX, y un hombre que influyó muchísimo en una generación de periodistas viajeros y de aventureros españoles. De una cultura versátil y enciclopédica, Leguineche escribió casi tanto como viajó. Publicó casi medio centenar de libros y ganó todos los premios de periodismo españoles, el Nacional de Periodismo hasta el Premio Nacional de Periodismo, el Cirilo Rodríguez, el Godó, el Julio Camba, el Ortega y Gasset… cuando lo recibió, en 1992, hizo un diagnóstico de los cambios que ya entonces –hace 23 años- estaba sufriendo la profesión, y que aún hoy sigue siendo actual. “los de la galaxia Gutenberg debemos aprender en estos tiempos a ajustar el tiro, porque la televisión en directo lo ha trastornado todo… ¿Para qué repetir lo que ya se ha visto por la CNN? Cada vez pasan más siglos entre la retransmisión de la CNN y tu artículo en el periódico, y no digamos, en la revista. Hay que decir adiós a la narración escenográfica de los hechos, escudriñar allí donde los objetivos de la televisión no llegan, describir antecedentes y consecuentes, atmósferas, ambientes secretos”. Hombre solitario e individualista, amaba el viaje, el ejercicio de la profesión en situaciones de conflicto y era un bebedor impenitente. Muchos años antes de citar la frase que encabeza estas líneas, definió a los corresponsales de guerra con otra sentencia magistral: “los corresponsales de guerra somos las tres D: desequilibrados, divorciados y dipsómanos”. Quizá en eso –también- los tiempos han ido cambiando.

Manuel Ángel Leguineche Bollar [Arrazua, Vizcaya, 28 de septiembre de 1941 – Madrid, 22 de enero de 2014] periodista, escritor, corresponsal Y apasionado aventurero, cubrió para prensa, radio y televisión, la mayoría de las crisis y guerras más duras del último tercio el siglo XX, desde la revolución de Argelia, en 1961, hasta la guerra entre India y Pakistán en 1965, Vietnam, el Líbano, Afganistán, Bangladés o la revolución sandinista de 1978 en Nicaragua y la posterior caída de Somoza en 1979. Comenzó a ejercer el periodismo el semanario Gran Vía de Bilbao, del que pasaría a trabajar como corresponsal en El Norte de Castilla –en la época en la que Miguel Delibes era su director y más tarde en TVE. Personaje independiente y aventurero, fundó las agencias de noticias Colpisa y Fax Press y escribió medio centenar de libros, la mayoría de ellos sobre acontecimientos políticos, sociales o bélicos durante el siglo XX. En sus últimos años se retiró a la Alcarria.