Al Gore: “La información supeditada a la diversión perjudica gravemente a nuestra democracia: conduce a un periodismo disfuncional que no informa a la gente.”

por | 12 septiembre, 2020 | Peor sería tener que trabajar

Además de convertirse en uno de los mayores propagandistas medioambientales y en el portavoz más conocido de la lucha contra el cambio climático, Al Gore ha sido muy crítico con el papel de los medios de comunicación estadounidenses y con la trivialización de la información característica de la televisión. Tras las presidenciales de 2000, Gore compró la cadena INdTV, para convertirla en un canal de cable dirigido a los sectores más jóvenes y dinámicos de la sociedad estadounidense. Con la incorporación de su señal a Canadá, fruto de la adquisición de un canal canadiense, la oferta informativa pasó a llamarse Current TV, transmitiendo sus emisiones a EE UU, dónde consolido 60 millones de espectadores, y también a Canadá, Sudáfrica, Italia, Irlanda y Gran Bretaña, realizando un periodismo considerado de izquierdas, muy ágil y arriesgado. Dos periodistas del canal fueron apresadas en Corea del Norte en marzo de 2009, acusadas de espionaje, y condenadas a doce años de trabajos forzados, aunque su liberación fue pactada durante un viaje realizado por Clinton en agosto de ese mismo año. En 2013, la cadena fue incorporada a la red de Al Jazeera, para el lanzamiento de Al Jazeera América, lo que provocó grandes críticas de los medios conservadores, y la rescisión de algunos acuerdos entre Current y Time Warner. Gore defendió la incorporación de Current a la cadena Al Jazira y dijo sentirse “increíblemente orgulloso”.

Albert Arnold Gore, Jr,  [31 de marzo, 1948, Washington D.C] ) es un político estadounidense que llegó a desempeñar las funciones de vicepresidente de Estados Unidos en dos legislaturas, entre 1993 y 2001, durante la presidencia de Bill Clinton. Fue también candidato demócrata a la presidencia, y logró más votos que su contrincante, el republicano George W. Bush, que –sin embargo- resultó elegido, después de un polémico recuento en Florida, dónde el hermano de Bush era gobernador, y de la intervención del Tribunal Supremo de Florida, que falló contra él por sólo un voto de diferencia. Gore aceptó la derrota y continuó su tarea como activista medioambiental, fundando varias organizaciones como la Alianza para la protección del Clima, y dando conferencias por todo el mundo para presentar el documental Una verdad incómoda, en el que denuncia los estragos del cambio climático. A pesar de que su activismo medioambiental ha sido objeto de muchas críticas por parte de sectores conservadores o antiecologistas, en 2005 recibió el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional y en 2007 recibió el premio Nobel de la Paz por su contribución a la lucha contra el cambio