Hans Dietrich Genscher: “La prensa es la artillería de la libertad.”

por | 12 septiembre, 2020 | Peor sería tener que trabajar

Recordado por su contribución al apaciguamiento durante la guerra fría, y por sus extraordinarios esfuerzos para lograr la construcción europea y la reunificación alemana, Genscher puede sin duda ser considerado uno de los políticos más populares de Alemania en la segunda mitad del siglo XX. Logró mantenerse en su puesto como ministro de Asuntos Exteriores de la República Federal de Alemania durante dieciocho años ininterrumpidos, el mandato más largo y continuado que s recuerde a ningún ministro democrático europeo del siglo XX, en coaliciones integradas por su partido liberal, el FDP –que ejercía de fuerza bisagra-, y los socialdemócratas del SPD o los conservadores del CSU.

Político de talante extrovertido y gran carisma, fue considerado un producto típico de la Alemania de la posguerra, un hombre que supo superar la formación y militancia hitleriana de su juventud, y sobrevivió a la Alemania comunista sin renunciar a sus convicciones liberales, para situarse en la política alemana y llegar a acuerdos muy estables con los dos grandes partidos de la República Federal. Gran conversador, dotado de locuacidad y agilidad mental, supo entender el rol de los medios de comunicación en la construcción de la democracia alemana. Al afirmar que la prensa es la artillería de la libertad, Genscher hizo un alegato sobre el valor de la independencia de los medios y su capacidad para defender la libertad, no sólo de las amenazas del comunismo, sino también frente al olvido del pasado alemán. Una sentencia, sin duda, de otros tiempos…  

Hans Dietrich Genscher [21 de marzo de 1927, Reideburg, Alemania] Miembro de las Juventudes Hitlerianas en su juventud, militó después en el partido nazi, para luchar en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial en las filas de la Luftwaffe. Acabada la guerra fue apresado por las tropas anglo-americanas y devuelto a su región, la Baja Sajonia donde estudió Derecho y Economía. En 1946 se afilió al Partido Liberal Democrático de Alemania, que fue disuelto por las autoridades de la Republica Democrática. Seis años después, logró huir hasta la Alemania Federal, donde aprobó el acceso a la abogacía y se afilió en el Partido Liberal Democrático, el FPD, por el que resultó elegido diputado en 1965. En 1969, Willy Brandt le nombró ministro del interior en el Gobierno de Coalición entre socialdemócratas y liberales, y en 1974 pasó a ser ministro de Asuntos Exteriores, puesto que desempeñó sin interrupción tanto con los socialdemócratas –Brand y Helmut Schmidt- como con el democratacristiano Helmut Khol, con el que logró la reunificación alemana. Después de casi dos décadas al frente del ministerio de Exteriores, cesó a petición propia por motivos de salud, aunque mantuvo su acta de diputado hasta 1998, cuando se retiró definitivamente de la política activa, para volver a su profesión de abogado.