George Bulwer Lytton: “Cuando un periódico expone hechos no habla nunca con imparcialidad”.

por | 12 septiembre, 2020 | Peor sería tener que trabajar

Ejemplo clásico del caballero británico de la época victoriana, sir Edward Bukwer-Lytton fue hijo del General William Earle Bulwer y de Elizabeth Barbara Lytton, hija a su vez de un terrateniente de Hertfordshire. Edward, que era el más joven de tres hermanos mayores, perdió a su padre cuando apenas tenía cuatro años. Su madre decidió entonces trasladarse a Londres, y al niño –que consideraba en extremo delicado y neurasténico- lo envió de internado en internado.  En el último de ellos, su tutor Mr. Wallington de Baling le animó a publicar, cuando apenas contaba quince años, su primer poemario. En 1822 ingresó en el Trinity College, en Cambridge, y después en  el Trinity Hall, donde ganó la Medalla de Oro del Canciller, un premio de poesía inglesa. Licenciado en Artes al año siguiente, tras publicar el poemario Weedsand Wild Flowers, compró una comisión en el ejército, aunque su paso por el ejército fue muy breve y no llegó a cumplir completa la comisión. En 1827, contra los deseos de su madre, casó con Rosina Doyle, una muy conocida mujer irlandesa. Su madre le retiró entonces la prestación económica y Bulwer-Lytton se vio obligado a trabajar como escritor, publicando la novela Pelham, que le trajo el reconocimiento público, aumentado más tarde con la publicación de Godolphin.  Su relación con la prensa de la época, que le mimó como escritor, no fue sin embargo demasiado buena. En 1831, Bulwer-Lytton se convirtió en el editor de la New Monthly, pero renunció a su puesto al año siguiente. Algunos años después comenzó a escribir la crónica mensual en una revista seudocientífica, cuando ya estaba completamente entregado al estudio del esoterismo y ocultismo. Cuando el Abate Alphonse Louis Constant, conocido como Eliphas Levi visitó Inglaterra en 1854, estableció amistad con Bulwer-Lytton, iniciándose en el ocultismo. En 1831, como seguidor de Jeremy Bentham, fue elegido diputado en el Parlamento, puesto que conservó durante nueve años. Retomó su carrera política en 1852, trabajando con su amigo Disraeli.  En 1858 fue nombrado Secretario de Estado para las Colonias. Posteriormente alcanzaría los títulos de  barón y par. Bulwer-Lytton es todavía hoy recordado por sus novelas históricas y macabras y por sus frases ingeniosas, en el estilo de Lord Byron.

Edward George Earle Bulwer-Lytton, [Londres, 25 de mayo de 1803–Torquay, 18 de enero de 1873], fue un poeta, novelista, dramaturgo, político y periodista británico muy popular en su tiempo. Comenzó su carrera literaria en 1820, publicando poemas. Pero cultivó también gran variedad de géneros, incluyendo ficción histórica, misterio, novela romántica, ocultismo –fue proclamado patrón de la Sociedad Rosacruz Inglesa- y ciencia-ficción. Su prosa victoriana y afectada ha perdido muchos lectores hoy, aunque algunos de sus libros, como Los últimos días de Pompeya, o sus relatos macabros, siguen siendo todavía leídos. Lovecraft,  los mencionó en El horror sobrenatural en la literatura, acercando así a los lectores contemporáneos su novela Zanoni y los cuentos Strange story y La casa y el cerebro. Murió tras una operación para curarse de la sordera, que le provocó una grave infección de oído.