Defiende lo que piensas

por | 20 marzo, 2023 | A babor

El Comité Federal del PSOE se celebró el pasado sábado en Madrid para pasar revista a la situación de la política española y aprobar las listas de las elecciones del 28 de mayo. La reunión se produjo bajo el lema ‘Defiende lo que piensas’. Todo un alegato, un reto a los intervinientes para alentarles a mojarse en el análisis y la crítica de las decisiones adoptadas por el Gobierno, el grupo parlamentario que lo sostiene y el propio PSOE. ‘Defiende lo que piensas’, un lema estupendo, reiterado en varias ocasiones en los anuncios publicitarios del PSOE antes de iniciarse al debate, realizados por actores contratados, no por militantes. En el prólogo a la intervención de los representantes en el Comité, esas mujeres y hombres encargados por el partido de velar por la democracia interna, y el debate libre, unas escogidas palabras de todos los presidentes del PSOE, comenzando por Felipe González, rescatado para para evitar la fuga de miles y miles de votos de socialistas viejos, y también palabras de jóvenes defensores de las políticas de Sánchez, reunidos en torno a una mesa del restaurante Labra de Madrid, donde el tipógrafo Pablo Iglesias fundó el partido en 1878. Todo muy simbólico, todo cuidado hasta el mínimo detalle: ‘Defiende lo que piensas’.

Pero se produjo una curiosa anomalía: durante las cuatro horas de discursos de los representantes de las federaciones regionales del PSOE –a razón de un cuarto de hora de media cada uno- sólo el vicepresidente de Cantabria, mencionó –y para aplaudir las decisiones de Sánchez- la polémica abierta por la ley del ’Sólo sí es sí’, las rebajas de penas a más de 700 condenados por agresiones sexuales, y la puesta en libertad de más de sesenta agresores convictos. Solo un socialista levantó su voz, sólo uno dijo algo sobre la ley Montero-Rosell. Sólo uno incorporó al debate –como necesario paso previo para aplaudir con entusiasmo la decisión de Sánchez de rectificar- el desastre que ha supuesto la aprobación de la ley. Los demás, absoluto silencio. ‘Defiende lo que piensas’: seguro que ninguno de los representantes en el Comite Federal, absolutamente ni uno, pensó en hablar sobre una decisión –la de apoyar la ley de Podemos- que ha provocado un enorme rechazo ciudadano, medido en los sondeos.

Tampoco nadie tuvo especial interés en preguntar sobre las diversas tramas corruptas, de extorsión y cobro de comisiones a empresarios, o las juegas y comilonas de parlamentarios socialistas con estos empresarios, ese escándalo conocido como ‘caso Mediador’. Nadie en el PSOE pensó siquiera en referirse al caso, preguntar al Gobierno por el cese y expulsión preventiva de Tito Berni, o buscar algún tipo de aclaración o catarsis en relación con el asunto que ha conmocionado al PSOE y al país. Ni siquiera Ángel Víctor Torres, que hablo como secretario general del PSOE canario, se refirió explícitamente al ‘caso Mediador’. Un caso que afecta a su partido y a su Gobierno, y del que existe la sospecha de que tuvo conocimiento meses antes de que se hiciera pública la existencia de la instrucción abierta contra Juan Bernardo Fuentes y su sobrino Taishet, director general de Ganadería de Torres cuando se produjeron las extorsiones, sobornos y ofertas a los ganaderos. Pero Torres sólo intervino para sacar pecho por la actuación del partido cuando se supo de la existencia de “presuntas irregularidades”, que se zanjaron con la expulsión de los Fuentes.

Tampoco se escucharon el sábado las esperadas intervenciones de las dos voces del PSOE más críticas con Sánchez: los presidentes de Aragón, Javier Lambán, y de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page. Ambos comunicaron su inasistencia al Comité Federal horas antes de comenzar, alegando ‘motivos personales’. Casualidad. En ese ambiente de absoluta domesticación, videos publicitarios y ausencia de las dos voces críticas que se atreven alguna vez a decir lo que piensan en el PSOE cesarista de Sánchez, no es de extrañar que el encuentro pareciera más una reunión a puerta cerrada del Politburó búlgaro, que de un órgano de control de un partido socialdemócrata.  ‘Defiende lo que piensas’ se convirtió en ‘Mejor te lo piensas antes de hablar’. Al final, por si no quedaba claro en que estaba pensando todo el mundo, se aprobó por unanimidad un programa marco en el que se incluye el compromiso de planes regionales para erradicar la prostitución. ¿Planes regionales contra la prostitución? Vaya morro.