Cinco por ciento

por | 15 abril, 2009 | Muy urgente

Los topes actuales para acceder al Parlamento de Canarias son más propios de un club aristocrático   que de una democracia moderna. En toda Europa no existe ni un solo caso en el que sea necesario conseguir el treinta por ciento del voto en una circunscripción para que los votos cuenten.

En la España tropical, los tres grandes partidos se pusieron de acuerdo para multiplicar por seis el tope lógico, y evitar de esa forma que los pequeños partidos pudieran influir en la vida política regional.

Quizá resultara más cómodo para los tres grandes, pero al final, contaminó de tal modo el sistema que llevamos veinte años con los mismos amarrados al machito y son despegarse ni con soplete.

Rebajar los topes al cinco por ciento no resuelve los problemas de la representación parlamentaria en Canarias, pero al menos abre la puerta al inicio de una irrenunciable democratización del esqueleto político de las islas, aquejado hoy de una penosa osteoporosis.