William Randolph Hearst: “Ponga usted las fotos que ya pondré yo la guerra”.

por | 12 septiembre, 2020 | Peor sería tener que trabajar

Paradigma del magnate periodístico sin escrúpulos, personaje extravagante obsesionado con la posesión de riquezas y el poder político, W. R. Hearst ha pasado a la historia de la comunicación no sólo por llegar a ser dueño de un enorme imperio periodístico, sino por la película Ciudadano Kane, su biografía no autorizada, en la que  Orson Wells retrata sin misericordia a un personaje fascinante y atormentado.

W. R. Hearst fue en realidad un personaje contradictorio, que  junto a su competidor Pulitzer definió el papel de la prensa de masas,  incorporando el cómic –fue el creador del King Features Syndicate- pero utilizó el escándalo, el amarillismo y la manipulación mediática para apoyar sus intereses comerciales y políticos. Uno de sus manejos periodísticos más conocidas fue la campaña contra la Revolución Mexicana, apoyando primero el porfiriato y luego el régimen autoritario de Huerta, con la intención de preservar las enormes haciendas y propiedades que tenía en México. Otra, en cuyo contexto se produjo la cita que hoy se comenta, fue su intervención para que Estados Unidos entrara en guerra contra España apoyando la independencia de Cuba. Fueron los periódicos de Hearst los que acusaron a España de la voladura del Maine, y forzaron al presidente McKinley a emprender una guerra que facilitó a Estados Unidos el dominio del Canal de Panamá y provocó la pérdida de las últimas colonias españolas. Fue sin duda Hearst quien puso la guerra, cuando sus periodistas le consiguieron las fotos. Anticomunista furibundo, partidario de la caza de brujas, acusado de xenófobo y pronazi, se defendió siempre alegando que el hacía las noticias. “I make the news” era otra de sus frases favoritas, junto a aquella que asegura que “las noticias son lo que va en los periódicos en los huecos que deja la publicidad”, sentencia que ha creado doctrina entre los gerentes y administradores de los medios actuales.

William Randolph Hearst [29 de abril de 1863, San Francisco – 14 de agosto de 1951, Beverly Hills] además de empresario y político demócrata, fue periodista, editor, publicista, y magnate de la prensa y los medios de comunicación, llegando a convertirse en uno de los periodistas que acumularon más poder empresarial y político en la historia de los meda estadounidenses, llegando a ser dueño de una treintema de medios nacionales entre ellos The San Francisco Examiner, Los Angeles Examiner, The Boston American, The Atlanta Georgian, The Chicago Examiner, The Detroit Times, The Seattle Post-Intelligencer, The Washington Times, The Washington Herald, además de empresas editoriales, compañías y emisoras de radio e importantes revistas como Cosmopolitan, Town and Country y Harper’s Bazaar, entre otras.