La última de Tezanos

por | 12 mayo, 2023 | El enfoque

El CIS de Tezanos vuelva a hacerlo: tras un sondeo realizado para determinar los resultados de las elecciones municipales en las principales capitales del país y en doce autonomías, da como ganador al bloque de izquierdas en la mayoría de las ciudades y en diez de las doce regiones. Sólo en Murcia la derecha obtiene una victoria clara sobre la izquierda. En Madrid –territorio Ayuso- la izquierda queda a apenas punto y medio de la derecha. ¿Increible? Bueno, no más que el hecho de que en siete de las regiones, el PSOE sea –además- el partido más votado. Entre ellas en Canarias, donde Tezanos atribuye sin reparo alguno a Ángel Víctor Torres la proeza de superar el 33 por ciento de los votos, a un punto y poco de los resultados de Juan Fernando López Aguilar en 2007, cuando en Canarias no existía más izquierda que el PSOE. Y además, cerca de un cinco por ciento más de sufragios que los logrados por el propio Torres en las elecciones de 2019, el mismo porcentaje que pierde Coalición Canaria sobre sus datos en las últimas elecciones regionales. Podemos mejora sus resultados en un punto y medio, Nueva Canarias cae tres puntos y Vox se acerca al seis por ciento, un porcentaje que permitiría a los partidarios de Abascal colocar al menos dos diputados en el Parlamento regional, al que no entran ni Ciudadanos ni el proyecto Drago de Alberto Rodríguez.

El sondeo del CIS sólo ofrece porcentajes regionales globales, se resiste a establecer cualquier reparto de diputados, al menos en Canarias, donde opta por presentar porcentajes globales, con un nivel de fiabilidad muy bajo, y de credibilidad cero, después de los reiterados fiascos de todos sus pronósticos. Lo más destacado, probablemente, son los datos atribuidos al propio Torres: el 56,4 por ciento de los encuestados consideran su gestión buena o muy buena, apenas un 5,6 por ciento la califican de regular, y el 34,9 la creen mala o muy mala. Los porcentajes no suman cien, pero será que el resto no sabe o no contesta. Estamos acostumbrados a que el CIS presente resultados que no se cree ni el propio Tezanos: suele decir que él no se fía de los sondeos, supongo que especialmente de los suyos. Pero presentar en Canarias un sondeo que ni valora la aplicación de la distribución territorial del voto, ni su posible interpretación, es tan escandaloso como inútil. Pura propaganda.